jueves, 6 de junio de 2013

Melissa officinalis (melisa)

 
     La melisa o toronjil (familia Labiadas), es una planta Eurosiberiana (Submediterránea), herbácea perenne de tallos rastreros que pueden enraizar y otros tallos erectos (hasta 80 cm), hojas opuestas, muy pilosas y de margen serrado y flores son blancas, axilares, agrupadas en verticilastros. Si se toma una hoja entre los dedos notaremos un agradable olor a limón. 
      La esencia de los vástagos contiene citrol, citronelal, geraniol, y linalol, las hojas contienen además resina, mucílago, pequeñas cantidades de un glucósido, y una saponina ácida (Barrera, 1980). Font Quer (1993) indica que sus principales virtudes son la antiespasmódica y estimulante, que se atribuyen a la esencia, por tanto se emplea para reanimar a los desmayados, apaciguar el corazón desbocado, calmar los nervios, facilitar las digestiones difíciles en ciertos estados nerviosos, contra todos los males llamados histéricos, los vómitos de las embarazadas, las menstruaciones difíciles etc. La manera de administrarlo es en forma de tisana, empleando la planta fresca.
 
 
Bibliografía
 
BARRERA, I. (1980) Plantas medicinales de la Serranía de Albarracín.
FONT QUER, P. (1993) Plantas medicinales. El Dioscórides renovado. Ed. Labor S. A. Barcelona.
 
Melissa officinalis


No hay comentarios:

Publicar un comentario