lunes, 27 de mayo de 2013

Iris germanica (el lirio azul)


       El lírio azul (familia Iridáceas), se distribuye en el centro y sur de Europa ampliamente naturalizado, siendo probablemente originario del este del Mediterraneo.
       Es una especie perenne, de 2-6 dm de altura, con cepa gruesa y rizoma rastrero, hojas glabras, flores en racimos terminales, con pétalos de color azul oscuro, seis, tres externos, curvados, y tres internos erectos, los externos con manchas amarillas en la cara interna.
       Es en Egipto, Karnak, en el interior del gran templo de Amon, donde en una sala denominada Jardín botánico, se encuentra la primera imagen de un Iris, junto a otras representaciones de animales y plantas exóticas importadas por Thutmosis III (1479-1425 aC.), de sus expediciones militares a Oriente Próximo. Posteriormente fue empleado por griegos y romanos. Plinio el Viejo, en su Historia Natural, capitulo XXI, trata estas plantas. En el siglo XII, en España, el agrónomo árabe Ibn-al-Awan, indica como cultivar un iris. En Italia, en la misma época, Platearius, escribió un libro de Medicinas Simples, en Salerno, entre 1130 y 1160, mencionando toda una serie de usos para los iris de jardín (I. germanica). Font Quer (1993) indica que a pesar de las numerosas virtudes atribuidas por los antiguos al rizoma de lirio, todavía más exaltadas por los farmacólogos medievales, en la actualidad se ha ido prescindiendo de su uso hasta quedar reducido a la perfumería y a la licorería, se emplea por ejemplo, en la confección de polvos para cosméticos y dentífricos. Según este autor, en estado fresco, este rizoma es un violento purgante.



Bibliografía
 
FONT QUER, P. (1993) Plantas medicinales. El Dioscórides renovado. Ed. Labor S. A. Barcelona.
 
Iris germánica
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario